Principios fundamentales de la medida del tiempo, las complicaciones astronómicas muestran lo que las civilizaciones antiguas han observado y lo que ahora marca el ritmo de nuestra existencia.

Estaciones, equinoccios, solsticios y signos del zodiaco indicados por la aguja del sol

El calendario de estaciones con escala astronómica del reloj Reference 57260, que sobresale por su ingeniosidad y precisión, se encuentra en la periferia de una de las dos esferas principales y ofrece tres informaciones distintas que se leen simultáneamente gracias a una aguja central de oro, que destaca porque tiene un contrapeso en forma de sol.

Hacia el exterior, se encuentra la indicación de los meses del calendario perpetuo, con el número de días respectivos.

El siguiente círculo concéntrico muestra la división del año con las constelaciones del zodiaco, indicando las fechas de los equinoccios de primavera y otoño, cuando el día y la noche tienen prácticamente la misma duración, y las fechas de los solsticios de verano e invierno, cuando el sol está directamente en el cénit, o en su punto más bajo con respecto al ecuador celeste.

Las cuatro estaciones conexas — primavera, verano, otoño e invierno — están indicadas hacia el interior, en un círculo concéntrico complementario.

Los dos equinoccios anuales se producen en marzo y en septiembre. En el hemisferio norte el equinoccio de marzo, llamado equinoccio de primavera o vernal, ocurre el 19, 20 o 21 de ese mes. En septiembre, el equinoccio de otoño se produce el 22, 23 o 24 de ese mes. El eje de la Tierra siempre está inclinado 23,5° aproximadamente con respecto a la eclíptica, el plano imaginario de la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol. El eje de la Tierra se inclina ligeramente hacia el Sol tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, excepto en los días de equinoccio. En los equinoccios, el eje de rotación de la Tierra es perpendicular a los rayos del Sol, y el día y la noche tienen prácticamente la misma duración, inspirando así el término equinoccio.
Como sucede con los equinoccios, los solsticios están directamente relacionados con las estaciones. En varias culturas, los solsticios marcan el comienzo o la mitad del invierno o el verano. En el hemisferio norte, el día del solsticio de verano, alrededor del 20-21 de junio, es el día en el que el Sol está en su punto más alto en el cielo, es decir el días más largo del año. Por su parte, el día del solsticio de invierno, hacia el 21-22 de diciembre, es el día en el que el Sol se encuentra en su punto más bajo, es decir el día más corto del año.

Mapa celeste (para la ciudad del propietario)

El mapa del cielo nocturno es una complicación exclusiva que solo se incorpora en algunos relojes, incluyendo algunos de los más sofisticados y más importantes del mundo. El disco azul giratorio indica con precisión las constelaciones visibles de noche, desde el lugar de residencia del propietario, con los meses del año inscritos en la periferia. La rotación del mapa depende de la hora sidérea o estelar, que puede leerse en una escala exterior de 24 horas: el propietario elige una estrella y puede seguir su evolución en la escala de 24 horas, lo cual le permite saber permanentemente la hora sidérea actual.

Horas del tiempo sidéreo Minutos del tiempo sidéreo

El tiempo sidéreo es utilizado generalmente por astrónomos y navegadores. La unidad empleada es el día sidéreo, es decir el intervalo de tiempo entre dos pasos consecutivos por el punto vernal en el plano del meridiano. Desde que es posible medirlo teniendo en cuenta la rotación de la Tierra, calculando la distancia de las estrellas, ese tiempo se llama sidéreo o estelar (sider significa estrella en latín). El día sidéreo dura 23 horas, 56 minutos y 41 segundos y el año sidéreo tiene un día más que el año solar. Como la hora sidérea utiliza las estrellas como punto de referencia, ofrece una escala de tiempo más regular que la hora que utiliza como referencia al sol.
Evidentemente, el mapa celeste se utiliza principalmente de noche, con las constelaciones visibles.
Por esta razón, en este reloj predominan las indicaciones de las horas entre las 20.00 y las 4.00 (en rojo).

Ecuación de tiempo

El sector de la ecuación del tiempo indica el desfase en minutos que existe entre el tiempo solar verdadero y el tiempo medio convencional. Varía con el transcurso del año; para el tiempo medio, registra un adelanto máximo de 16 minutos 33 segundos (hacia el 3 noviembre) y un retraso máximo de 14 minutos 6 segundos (hacia el 12 de febrero). El tiempo solar y el tiempo medio solo coinciden 4 veces al año. El movimiento de las agujas es controlado por una leva irregular que depende del mecanismo de la hora sidérea. La ecuación del tiempo también corresponde a la estación que indica la aguja en forma de sol, que a su vez es controlada por el mecanismo de la hora sidérea. Tradicionalmente, el conocimiento de la ecuación del tiempo era de gran utilidad para los navegadores que observaban la altura del Sol en un momento determinado y la relacionaban con la hora del punto de partida en una esfera convencional.

En principio, la ecuación del tiempo tiene dos explicaciones principales. La primera: el plano del ecuador terrestre está inclinado con respecto al plano de la órbita terrestre. La segunda: la órbita de la Tierra alrededor del Sol dibuja una elipse, no un círculo.

Horas de la salida del sol (para la ciudad del propietario) Horas de la puesta del sol (para la ciudad del propietario) Duración del día (para la ciudad del propietario) Duración de la noche (para la ciudad del propietario)

Pocos relojes pueden indicar las horas de salida y puesta del Sol, así como la duración del día y la noche en el lugar de residencia del propietario, durante todo el año. En la esfera del reloj Reference 57260, las informaciones se visualizan en dos sectores específicos que dependen del mecanismo del calendario perpetuo. Este mecanismo corrige las indicaciones automáticamente durante todo el año, de manera que las horas de salida y puesta del sol y la duración del día y la noche se adaptan a cada uno de los periodos de 24 horas. En cada sector, hay dos agujas de oro montadas sobre un mismo eje. La aguja de la hora de salida del sol indica la hora correspondiente durante todo el año, entre las 4.00 y un poco antes de las 8.00, dependiendo de la época. En frente, la aguja de la hora de puesta del sol indica la hora adecuada, que varía entre las 16.00 y las 19.30 aproximadamente, dependiendo también de la época del año. Por su parte, los sectores inferiores indican la duración del día y la noche: las agujas apuntan hacia los números correspondientes, cantidad de horas diurnas a partir de la salida del sol y cantidad de horas nocturnas a partir de la puesta del sol. Por ejemplo, si el sol sale a las 4.30 y se pone a las 19.30, la duración del día es de 15 horas y la de la noche será de 9 horas (desde las 19.30 hasta las 4.30). El total siempre será un periodo de 24 horas.

La indicación de las horas de puesta y salida del sol es controlada por levas asociadas al mecanismo de calendario perpetuo, y la corrección se efectúa automáticamente, cada día a medianoche. A petición del propietario, las levas pueden adaptarse a cualquier lugar del mundo y se fabrican a medida para la construcción del reloj. La indicación de las horas de salida y puesta del sol tiene una precisión de 5 minutos, coincidiendo con la percepción de la parte superior del sol sobre el verdadero horizonte, en el nivel del mar. Las horas de salida y puesta del sol verdaderas son corregidas por convención para tener en cuenta la refracción de la atmósfera terrestre.

La versión de su navegador está obsoleta y no permite aprovechar plenamente la experiencia

Para poder visualizar el sitio, debe actualizar su navegador o descargar otro. Actualizar

×